¿Qué p*tas es contenido de valor?

Se repite una y otra vez pero nadie te lo explica, todos hablan de el pero nadie te dice qué es, te recomiendan crearlo pero nadie te detalla cómo ¡esto se acabó! En Conceptus nos decidimos a explicarte que p*tas es contenido de valor.

Este misterioso tema se trata de aquel contenido útil, entretenido e inspirador creado para una audiencia específica, es decir, son los mensajes que comunicas y que aportan beneficios, resuelven dudas o entretienen a tu público.

Cada publicación que haces debe estar enmarcada en una estrategia de contenidos y esta a su vez guiada por una serie de objetivos que hoy en día deben incluir enfáticamente el conectar con los lectores. Si lo logras, puedes llegar no solo a crecer sino a vender, hay un dicho que dice “lo que no emociona no vende” y es porque en la actualidad las personas compran o consumen más por el sentimiento que les transmite algo que por otra cosa.

El principal motivo de fracaso de algunas estrategias de marketing es que se centran exclusivamente en el producto y esto es lo que hay que entender: el seguidor está rodeado de publicidad que dice “cómprame”, diariamente lo ve en vallas, flyers y en redes; pero lo que realmente lo hará llegar a consumir es el “cómprame porque….” Y es que una buena estrategia de contenido ha de incidir en la utilidad práctica de la marca, en los beneficios del producto para el consumidor.

Digamos entonces que el contenido de valor es la empatía que logra que tu posible cliente llegue a concretar la compra, es el primer paso de tu customer journey, así que procuremos que desde el inicio de ese camino tu consumidor quiera llegar hasta el final.

Por esta razón te dejamos cinco consejos para crear contenido de valor:

  1. Conoce a tu cliente: el primer paso implica saber a quién nos vamos a dirigir y conocer sus gustos.
  2. Aprovéchate de las tendencias: si hay una noticia rodando dentro de la plataforma, hazte dueño hablando, opinando o dando consejos sobre lo que todo el mundo está comentando.
  3. Conéctate con las personas: que sepan quién eres, tu personalidad, que te gusta, absolutamente todo. Mientras tu marca más hable sobre ti, las personas tendrán más confianza de comprarte.
  4. Despierta sensaciones: aquí aplica desde que los motives hasta que los hagas reír.
  5. No dejes de hacerlo constante: que las personas que te leen esperen por un posteo tuyo, porque saben que será de gran utilidad.

Ahora que lo sabes es momento de ponerlo en práctica, recuerda: el contenido es el rey pero un contenido que no se basa en aportar y despertar las emociones del cliente se trata de un rey desnudo.

Sorry, the comment form is closed at this time.